05 febrero 2008

Romances en tus Partidas

Que existan romances entre personajes es divertido, pero opino que puede ser potencialmente lesivo para la partida, sobre todo si estamos hablando de rol por foro. Y por varias razones:

  • Tiende a ralentizar la acción, y en una partida por foro el ritmo es muy importante.
  • Crea un vínculo emocional muy fuerte entre dos personajes pero, si no se pone cuidado, también se desligan del resto del grupo.
  • Se suelen buscar momentos de soledad, lo que impide al DM mantener la atención en la trama. Además, mientras se rolea eso, el resto de jugadores como mínimo se aburrirán.
  • Si estamos hablando de una partida por foro o email, los involucrados pueden llegar a postear bastante y muy seguido, y el resto de jugadores pueden llegar a enfadarse si los que llevan el romance se llevan todo el protagonismo.
Mi consejo sería no dejar llevar romances a menos que sean jugadores muy experimentados, que sepan lo que hacen y, aún así, hablando antes con ellos para mencionar estos puntos.

¿Cómo lleváis vosotros el asunto de los romances en partida? ¿Los consideráis siempre interesantes u os habéis encontrado alguna situación en el que hayan generado algún conflicto? ¡Comentad!

5 comentarios:

ElTirano dijo...

Bueno, en mi opinión el rol por foro es lento de por sí. Yo he intentado jugar unas cuantas veces (al menos cinco que yo recuerde) y nunca he conseguido acabar un partida, pero no creo que añadir subtramas amorosas PJ-PJ o PJ-PNJ lo vaya a ralentizar más. El principal enemigo del rol por foro es el rol por foro y no las subtramas generadas por los personajes.

Respecto al resto de partidas. Desde mi experiencia personal puedo decir que las veces que he añadido o permitido subtramas de esta naturaleza las partidas se han vuelto memorables, ya que han favorecido la integración de los jugadores dentro de la historia a niveles muy superiores a los habituales.

En Definitiva, creo que si lo haces bien y tus jugadores no son un grupo de cafres que sólo quieren sajar y matar, no hay que preocuparse por los tiempos muertos, ya que ellos van a disfrutar con la narración paralela que se generé, lo que además contribuirá a eliminar la sensación de linealidad y dará profundidad a la historia que cuentas.

La Maladie de la Raison dijo...

Realmente yo juego con bastante habitualidad a rol por foro y con buenos jugadores, lejos de hacerse algo lento, se convierte en una posibilidad interpretativa muy variada, aunque exigente (cierto es que nosotros usamos Googledocs y el messenger para agilizar las cosas), con un problema que reconozco: los combates pueden llegar a hacerse terriblemente lentos con ciertos sistemas, como el D20, o si hay que rolear turno a turno, lo que puede dar escenas estúpidas, como tres o cuatro páginas de foro en los que los personajes beben cerveza y juegan a los dardos en una taberna, con asaltos estilo "Arrojó un nuevo dardo, intentando conseguir un 19 para ganar la partida. Fin."

Sin embargo, poniendo un poco de cuidado pueden dar imágenes o a post memorables (yo juego, o dirijo, o ambas cosas a MdT habitualmente en la Biblioteca de Cartago) entre los que se incluyen romances, odios, venganzas o momentos de pasión que lejos de ralentizar la acción, exaltan la faceta psicológica, y los lazos de unión de los personajes.

Pero en fin, dejemos a un lado el rol por foro y centrémonos en lo que se nos plantea, que son los romances... mi experiencia personal ha demostrado que introducir un elemento amoroso en las partidas, sobre todo cuando éste es inducido a causa de, o por iniciativa de algún personaje, da pie a multitud de posibilidades interpretativas distintas, favorecen una cohesión entre los personajes e incluso alguna trama puntual. Incluso grupos de jugadores que favorecen un cierto realismo y sobre todo la interpretación sobre el saja-pega-corta-mata agradecen una pausa en la Campaña / Crónica para poder acceder a unos niveles de introspección que el "¡le pego con mi hacha!" no proporciona (Eso sí, cuidado con los cafres: es probable que asesinen a la princesa y saqueen su cadáver).

La mejor, llamémosle trama, que yo creo haber interpretado fue una historia de amor casi imposible, que, puedo decir con cierto orgullo, arrancó aplausos de los jugadores e hizo llorar de emoción a la jugadora que lo estaba interpretando conmigo, algo que no he conseguido hacer con ningún otro tipo de escena.


Cierto es que una historia de amor no controlada puede ahogar algunas sesiones de juego, pero es que en las partidas en mesa el truco está en llevarlas con naturalidad y manejarlas como cualquier otra escena social (nuevamente, el uso de material adicional, como un foro, un blog, googledocs o algo semejante se convierte en algo muy útil); sin embargo, jugadores un poco más fogueados que busquen entre ellos momentos de intimidad o soledad se acostumbran a hacerlo sin necesidad de la atención perpetua del DM, lo que permite que puedan atender al resto de jugadores. Que los personajes sepan interactuar entre sí sin que el Master les vigile como un halcón es fundamental para evitar que el ritmo de una partida decaiga, y no sólo en la escena amorosa, sino en cualquier interacción social.

No obstante, el gran detonante para dinamitar una historia de amor, o convertir cualquier romance en algo aburrido es forzar a los jugadores a ello... hay mucha gente que por lo que sea, es incapaz de interpretar correctamente una escena de celos, o que sufre ataques de timidez al interpretar una conversación romántica o... en fin, que no todo el mundo se siente cómodo interpretando escenas de amor, por lo que hay que manejarlas con cuidado.

En resumen: el truco está en dejar que los jugadores asuman el reto.

La Maladie de la Raison dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Luisjoey dijo...

el amor!

Es natural de los seres humanos (humanoides en este caso) la verdad que cuando se juega D&D basicamente no se esta pendiente de comer, de ir al baño o de otras necesidades fisiologicas, tampoco se hace ainco en que el personaje este triste o feliz; simplemente se tiene un objetivo que es la aventura.

Hay muchos tipos de masters y muchos tipos de juego, los mas interpretativos dejan que estos elementos sucedan; a fines practicos es util pues da sensacion de unidad al party (dos personajes que se aman) por lo que se cubriran y no buscaran beneficiarse y huir (como pasa muchas veces con los personajes caoticos)

Si se sucede esta situacion, hay que tener en cuenta que los personajes pueden tener tales interacciones pero con lo que yo llamo FAST TRACK del rol, que es adelantas sucesos o ver que pasa en varios dias o meses de los personajes... si se da la aventura... pues van enamorados.

Karl Franz dijo...

Yo no veo petencialmente peligroso para el ritmo de la partida una relación amorosa (al menos no más que muchas otras circunstancias). Está claro que hay que evitar que ocurran todas esas cosas que comentas, pero con esto y con todas las situaciones que puedan darse en una partida.
Yo no vetaría los romances a los nuevos jugadores, aunque si que estaría más pendiente de que la partida no se relentice en exceso o se desvirtue, más que si ya son dos jugadores más consagrados.
Un saludo.