21 septiembre 2007

¿Utilizas estos Tipos de Combate?

Cuando dirigimos, sobre todo si es por un período de tiempo muy largo tendemos el riesgo de repetirnos. Hoy he dedicado un momento a reflexionar sobre tipos genéricos de combate que podemos ir alternando para forzar a nuestros jugadores a luchar en situaciones diferentes. He aquí los tipos de rivales que os propongo:
  • Un montón de bichillos de Valor de Desafío bajo. Pero un montón. Arróllales. Fuérzales a pararse, a cerrarse y a aguantar. Este concepto funciona mejor si todos los bichillos pelean cuerpo a cuerpo. Ejemplos: plaga de ratas, muchedumbre enloquecida...
  • Un sólo oponente, lento y tonto, pero poderosisímo y letal en el cuerpo a cuerpo. Cada ataque suyo les dolerá en el alma, así que tus jugadores deberían emplear maniobras elusivas y ataques a distancia. Ejemplo: un ogro, un troll...
  • Un grupo organizado como comando o ejército. Una unidad se cubre a otra. Los jugadores también deberán trabajar como una máquina bien engrasada para derrotarlos, escogiendo sus objetivos estratégicamente. Ejemplo: grupo de grandes trasgos con arqueros, lanceros y un chamán.
  • Un rival arcano con hechizos preparados de antemano. La función de los lanzadores de conjuros del grupo va a ser disipar las protecciones del rival antes de que los guerreros puedan entrar a saco. Ejemplo: liches y magos del Baldur's Gate II.
  • Jefes y esbirros. Semejante al comando, pero aquí una pieza principal a la que todos apoyan y/o protegen. Liquidar esa piedra angular desbarata al resto. Ejemplo: la princesa guerrera Xena y Gabriel.
  • Oponentes que usan el entorno a su favor (mejor aún si este es hostil de por si). Especialmente recomendado si son los aventureros los que están en territorio enemigo, pero si las criaturas son inteligentes, podrían tratar de forzar esa ventaja. Ejemplo: combatir criaturas acuáticas bajo el mar o kóbolds en espacios angostos y oscuros.
____________________________________________
Y llega vuestro turno ¿Se os ocurre algún tipo de combate más? ¿Os parecen entretenidos los que se proponen aquí?
____________________________________________

2 comentarios:

Karl Franz dijo...

Un post muy recomendable para darle salsa al combate y no hacerlo tan repetitivo como a veces parece. Creo que he usado esos recursos que describes al menos una vez, y mi favorito creo que es el del uso del entorno de manera hostil.
He tenido aventureros que han batallado en salas llenas de trampas (visibles y no visibles), fosos y otros elementos hostiles que propiciaron grandes dosis de emoción y diversión al combate.
Otro ejemplo de como hacer atractivo un combate podría ser el uso de zonas de magia muerta o sobre todo magia salvaje. Según el trasfondo Faerûnio estas zonas son muy escasas así que no debes usar este recurso mas que en contadas ocasiones, pero para los grupos que se basen bastante en el potencial mágico, luchar en una zona de magia salvaje es un gran desafío (y puede ser una situación bastante cómica si descubren que el area es de magia salvaje en medio del combate)

Siempre hay que buscarle un atractivo a nuestras partidas, y los combates es una parte fundamental del D&D, así que no escatimeis en esfuerzos a la hora de buscar combates únicos o poco ortodoxos. Yo ya me estoy pensando como serian las reglas para un combate entre personajes colgados de cuerdas en el vacío, jejejeje.

Nynther dijo...

La verdad es que el entorno de combate es otro filón para crear combates interesantes... y quizá un futuro artículo en Rolearte. Gracias por los apuntes, Karl.