03 septiembre 2007

Cómo Trasformar a tu Personaje en un Aventurero Consumado - 6 Ideas Infalibles

¿Te has preguntado alguna vez por qué tu personaje va de aventuras?

Responder a esta pregunta es a veces complicado. Y no, la destrucción de su pueblo natal NO es motivo suficiente para ello. Un truco que yo utilizo es pensar
qué motivaría al personaje a actuar. Se me ocurren estos:

  • Personalidad. ¿Le gusta el peligro? ¿O es de los que son tan curiosos que siempre se meten en problemas? Quizá es una persona idealista que busca siempre arreglar aquello que está mal en el mundo.
  • Familia, amigos, enemigos. ¿Qué personas son importantes en su vida? ¿Dejaría todo por ayudar a su familia en un momento de necesidad? ¿Arriesgaría su vida por obtener la medicina que mantiene a su hermana postrada en la cama? ¿Odia tanto a alguien como para hacer lo que fuera por obstaculizarle?
  • Creencias. ¿Tiene fe en los dioses? ¿Es seguidor de alguna filosofía? ¿Es del tipo de gente que sacrifica todo por aquello en lo que cree?
  • Objetivos no relativos (aparentemente) a la aventura. ¿Quiere convertirse en un escritor de renombre? ¿Conquistar a la hija del molinero? ¿Conocer a un elfo? ¿Cruzar las montañas?
  • Misterios en su pasado. ¿Tiene el mapa de un subterráneo pero no sabe dónde se encuentra exactamente? ¿Tiene una marca de nacimiento con una forma extraña? ¿Nunca le han hablado de su padre?
  • Obligaciones. ¿Debe lealtad tu personaje a un señor feudal? ¿Le debe un favor a un importante miembro de una cofradía de ladrones?
*** ¿Cómo motiváis vosotros a vuestros personajes para que vayan de aventuras? ¿Qué otras categoríais incluiríais aquí?

4 comentarios:

Karl Franz dijo...

Muy bien resumidas las distintas motivaciones para un personaje a parte de la típica: Mi pueblo fue arrasado por [Insertar Monstruo Maligno]
No se me ocurre ninguna más que no esté ya englobada en esas que has comentado Nynther. Lo que si que te comento es que ultimamente estoy tirando mucho por la rama religiosa y que por eso quiero hacerme con el manual FES Y PANTEONES. Me parece que en un mundo donde las deidades han caminado sobre la tierra y concedes poderes a sus seguidore, el motivo religioso está más que justificado, y el caracter de la deidad y su doctrina da muchas ideas sobre como interpretar y elaborar la identidad del personaje. Quizás mi personaje favorito que he manejado de rol por internet sea Yhessai, y el motivo de este personaje de irse de aventuras era la busqueda de su maestro, aunque su debil personalidad le hizo replantearse el seguir siendo una aventurera aunque finalmente los lazos de amistad que le unió a sus compañeros le hizo seguir adelante. Con esto quiero decir que "redescubrir" las motivaciones de tu personaje es una opción muy valida también y que si tiene un buen argumento, no deberia hacer dudar a ningún Jugador de utilizar sin miedo. Simplemente si crees que es lo mejor, cambia en medio de una partida la motivación de tu personaje, todo esto con lógica y un trasfondo atrás que lo explique, claro.

Avatar dijo...

Hola, soy Avatar y ya he arreglado el enlace. Agradecería que me enlazaras también. Un saludo :)

Nynther dijo...

@Karl: gracias por el comentario. Sí, yo creo también que las motivaciones de un personaje pueden y deben cambiar durante el transcurso de la partida. Desde luego las de "a corto plazo" variarán seguro, pues el personaje estará motivado para resolver la aventura que el DM le ha preparado, pero también deberíamos estar abiertos a que nuestro personaje nos sorprenda cambiando de objetivos en la vida.
@Avatar: gracias por el enlace, tu blog ya está también en mi sección. ¡Un saludo!

Avatar dijo...

Gracias a ti Nynther y lo mismo te digo con el buen trabajo! Un saludo :)