22 septiembre 2007

Cómo Hacer Personajes Roleros (parte 3)

3. El Aspecto
"Una imagen vale más que mil palabras", dice un aforismo. "La cara es el espejo del alma", dice otro. Y es que darle una apariencia puede ayudarnos a reforzar el concepto del personaje, y nos prepara otras etapas posteriores (como la personalidad o incluso parte de la ficha). Es cierto que hay personas que trabajan muy bien con largas descripciones escritas, pero la mayoría somos eminentemente visuales. Es el momento pues (si no lo hemos hecho antes), de buscar imágenes que reflejen esa maraña de ideas que tenemos. La galería de arte de Wizards of the Coast es un auténtico filón. También suelo usar la galería de Pen and Paper; otras veces busco alguna de las palabras clave de mi concepto en Google o Deviant Art (escrito en inglés da mejores resultados). Normalmente, lo que encontremos necesitará algún retoque para adaptarlo a nuestro PJ. ¡Pero recuerda que no tienes que usar esa imagen si no quieres! Puedes usarla para darte nuevas ideas o ayudarte en la descripción. Si tenemos buena mano, podemos incluso dibujarlo nosotros mismos. Tiene la ventaja de que haremos (más o menos) lo que tenemos en mente.

¿Cómo describir a nuestro personaje? Yo describo primero lo que se percibe de un vistazo; aquellas cosas que más llaman la atención en un par de frases. Después, hago una vista más detallada, empezando por la cara y bajando por el resto del cuerpo. Las cosas básicas que se suelen tratar es: altura y complexión, color de piel – ojos – cabello, ropa, armas y armaduras y rasgos característicos. Es interesante agregar cosas a nuestro personaje que lo diferencie del resto (pero sin pasarse). Al fin y al cabo, en el pueblecito de turno, los aventureros siempre llaman la atención. Pueden entrar en esta categoría rasgos inusuales (como tener los ojos dorados), marcas de diversa índole (como una cicatriz de las garras de un oso-lechuza cruzando su pecho) u objetos que la persona media no utiliza (como un monóculo).

Lo ideal es que en nuestra descripción vayamos introduciendo pequeñas píldoras de información que referencie a otros aspectos. Así, decir que tiene un eterno gesto pensativo o los ojos apagados de alguien que ha visto cosas que hubiera deseado no ver, va tirando cabos sueltos. Hablar sobre su personalidad o mencionar cosas que parecen fuera de lugar para después explicarlas en el trasfondo da riqueza al personaje. Por ejemplo, un personaje mío de Reinos Olvidados llevaba una varita mágica con el Símbolo de los Zhéntarim, pese a que él no pertenecía a la organización. En su trasfondo se explica que se enfrentó a un grupo de la Red Negra en los Salones Embrujados de Véspero. Y por supuesto, cualquiera que reconozca el símbolo, se preguntará cómo el personaje tiene un objeto así. Y esas cosas lo hacen parecer un poco más vivo que si hacemos una apariencia meramente descriptiva.


Más artículos de la serie: parte 1, parte 2, parte 4, parte 5, parte 6, parte 7.
La imagen utilizada en este artículo es 'Jade Wizard' de Innerabove.

2 comentarios:

Karl Franz dijo...

Personalmente, creo que a la hora de hacer un personaje y pensar en su apariencia, hay 2 posibilidades:
La primera sería mirar dibujos o fotos de la que sacar la idea (los enlaces que pones son muy recomendables) y a partir de una imagen crear el concepto.
La segunda opción es pasar de la imagen y crear al personaje en tu mente y una vez hecho, encontrar una imagen que se asemeje lo maximo posible a la idea que teniamos en mente.
Con la segunda opción encontramos mayor dificultad para conseguir una imagen que demuestre con precisión lo que buscamos para nuestro personaje. Por lo tanto para esta segunda opción, programas como el photoshop nos pueden ayudar mucho para que una imagen que encontremos se vaya pareciendo lo maximo posible a la descripción que tenemos en mente.
No es obligatorio el tener una imagen, pero a los jugadores que no se les de muy bien las descripciones, les puede sacar del apuro a la hora de describir a su personaje.
El orden de descripción del personaje que relata Nynther me parece muy adecuado y ordenado, creo que muchos DM desearían que sus jugadores siguiesen esas pautas tan claritas y practicas. Y si, el tema de los detalles y la información a cuenta gotas de caracteristicas únicas de nuestros personajes, son buenas ideas que amenizarán la sesión rolera.
Un saludo.

Nynther dijo...

Hola Karl, gracias por tu intervención. Como siempre aportas cosas que no se me han ocurrido o me las he dejado en el tintero :).

La posibilidad de que una sola imagen sea el germen de la creación de un personaje está ahí. Yo he creado a uno de mis personajes más divertidos (Runa, un mago forjado) a partir de una imagen sugerente. Sólo lo veía fuera del propósito de esta guía. Al fin y al cabo esas cosas son "hallazgos", pues si empiezas por aquí estás buscando sin saber lo que buscas. Me parece más lógico y ordenado funcionar de la otra manera. Pero es posible, sí.

Un saludo!