28 agosto 2007

No te fíes del nombre de una clase de prestigio


D&D 3.5 tiene tropecientas clases de prestigio, mucha de las cuales opino que están mal diseñadas porque no existe toda la coherencia que sería deseable entre lo que representan y la mecánica que ofrecen. Otras, aún más peligrosas, dan lugar a equívocos por su nombre. No te dejes engañar por un nombre y ten en cuenta lo siguiente:

  • Escoge aquellas clases de prestigio que nos permita hacer durante la partida lo que queremos que haga nuestro personaje.
  • La procedencia del personaje o su adhesión a un grupo se rolea, no depende de que tengamos una clase de prestigio. Date cuenta de que los pnjs no piden la ficha a tu personaje, sólo ven lo que es capaz de hacer y lo que no.
  • Así, no hace falta tener la clase de prestigio de Agente Arpista para serlo. Ni hace falta tener un nivel en Caballero Dragón Púrpura para pertenecer al Ejército Real de Cormyr.
***

¿Qué os parece? ¿Estáis de acuerdo? ¿O creéis que las clases de prestigio es algo que debe seguirse a pie juntillas?

5 comentarios:

Karl Franz dijo...

No me he puesto a probar metodicamente todas las clases de prestigio, es más, realmente solo he manejado un personaje que llegó a ser un Adepto Sombrío (clase de prestigio del ECRO)y que en mi opinión era lo que buscaba. Pero seguramente Nynther tenga razón y algunas no reflejen la coherencia que deberían. Esta claro que hay que seguir las reglas, pero muchos DM pueden saltarselas si quieren para darle vidilla a la partida o simplemente para hacerla más amena o accesible.
Personalmente no suelo hacer eso, pocas veces cambio las reglas, suelo seguirlas al pie de la letra, pero está claro que seguir el trasfondo y la coherencia de una partida es mejor que seguir las reglas a rajatabla.
Estoy de acuerdo en que no hace falta tener niveles de clase de prestigio para pertenecer a una organización faerûnia y un ejemplo claro lo vemos en el videojuego Baldur's Gate donde Kalid y Jaheyra son dos agentes arpistas sin tener esta clase de prestigio (Si, vale, que por la epoca de ese juego no habían salido las reglas del ECRO, pero creo que el ejemplo sirve ^^U)

Luisjoey dijo...

Siep eso es algo que suele pasar...mucha gente dice que para ser un caballero purpura o un arpista tienes que tener algun nivel de la clase de prestigio... quizas eso es uno de los pelones de 3.5 en esa inundacion de clases de prestigio... pero al igual que el knight (caballero) es un rango que se recibe por una organizacion no por la clase.

Buena observacion

Nynther dijo...

Gracias por los comentarios.

Así es, yo creo que habéis dado unos cuantos ejemplos más de por qué no debemos centrarnos tanto en las listas y listas de clases de prestigio que nos da Wizards. Al fin y al cabo, lo que importa es el roleo, no lo que ponga en la ficha, ¿no?

Nikolai dijo...

uhmm

Yo juego Dragonlance, y el tema de las clases de prestigio y las organizaciones esta en todas parte: Caballeros de Solamnia, Ordenes de Magia etc.

Para mi pertenecer al orden u oeganizacion te da acceso a la clase de prestigio. No significa que tengas que tener la clase de prestigio para pertenecer a la organizacion sino que la clase de prestigio es:

1. Un conjunto de tecnicas que estan en control de la organizacion

2. o el tipico miembro de la organizacion

Nynther dijo...

Pues sí, tienes bastante razón, Nikolai :).